Propongo una cosa; cuando terminemos con esto, que terminaremos más pronto que tarde, vayamos a celebrarlo pero, celebrarlo en esos pequeños que hoy cierran aún a riesgo de irse a la ruina. Llevemos a nuestros niños a los parques de bolas infantiles, compremos unos zapatos nuevos, una camisa o un vestido bonito pero no en Amazon, en tu tienda de barrio. Vayámonos y llenemos los restaurantes, terrazas y bares. Tenemos que llenar las calles hoy casi vacías e impedir que a esos autónomos o pequeñas empresas que, aparte de eso, son nuestros vecinos, el Coronavirus les mate el negocio. Y hagamos turismo nacional, hay que dejar el dinero en casa. Entre todos saldremos para adelante. Sigamos dando ejemplo siendo responsables“... Nos vemos pronto.